Antioquia: Declaración Pre-Cumbre Departamental

Nosotros, los pueblos indígenas, afrocolombianos, campesinos, pescadores, pequeños mineros, sectores urbanos y populares que estamos en continua interrelación en la construcción de la unidad alrededor de la cuestión urbana y rural, nos reunimos el sábado 15 de febrero del 2014 para realizar la PRE-CUMBRE DEPARTAMENTAL AGROMINERA, INTERÉTNICA Y POPULAR, con el fin de afianzar los escenarios de articulación entre las diferentes organizaciones sociales existentes en el departamento para aportar desde las comunidades y las organizaciones populares planteamientos y propuestas unitarias y de movilización hacia la Cumbre Nacional Agraria: Campesina, Étnica y Popular, que se llevará a cabo en Bogotá del 15 al 17 de marzo de 2014.

Es nuestra prioridad avanzar unificando esfuerzos cada día, en cada lugar, en cada momento y en todo escenario plantear el tema de la unidad y más que plantearlo materializarlo en la práctica con las acciones que vengan de ahora en adelante. Es importante darle coherencia a esa unificación de criterios y acciones, de esta manera podremos ser más contundentes, es decir, la unidad se nos vuelve un imperativo político, así le haremos frente a la oleada de persecución, estigmatización y represión de la cual estamos siendo víctimas por un gobierno de doble moral, que mientras dialoga y habla de paz en la Habana, emprende una guerra sucia en Colombia contra cualquier iniciativa de lucha y resistencia.

Pero vale la pena mencionar que el 2013 fue el año en donde estudiantes, sindicalistas, el sector de la salud, los maestros, los indígenas, los afrodescendientes, organizaciones sociales y populares desde diversas formas, han dado a conocer propuestas alternativas al país, que van encaminadas hacia una vida digna, más justa e igualitaria, en contraposición a las políticas neoliberales que solo aportan con el despojo de nuestros territorios, el saqueo de nuestros recursos naturales, la explotación de la clase obrera y la mercantilizando nuestros derechos; un ejemplo de ello, es la reforma a la educación con la ley 30, la crisis a la cual se ha visto sometida la salud con la ley 100 y sin ver cambios sustanciales se siguen haciendo reformas legislativas que van en contra del pueblo colombiano y a favor de unos pocos los sectores empresariales. El 2013 no solo se caracterizó por los logros y resultados de la movilización social y popular que se enriqueció con los aportes de los diferentes procesos y movimientos políticos, sino que fue un año donde las FARC-EP y el gobierno nacional continuaron con los diálogos en la Habana. Manifestamos nuestro interés porque este año se continúen avanzando en ello, pero que también se empiecen a entablar diálogos con el ELN y el EPL ya que estamos convencidos que el dialogo es la ruta para la terminación del conflicto armado.

En lo que va corrido del presente año la represión por parte del gobierno a través de sus fuerzas legales e ilegales no se hizo esperar, es por esto que rechazamos todo acto de persecución, estigmatización, criminalización y judicialización contra líderes sociales, movimientos políticos y a toda expresión de lucha que emerge en nuestro país y en las regiones. Donde el Estado colombiano debe en primera medida reconocer que en nuestro país sí hay prisioneros políticos por los cuales estamos exigiendo su libertad inmediata.

El año 2014 se tiene que caracterizar por la continuidad de la consolidación de todas las acciones y procesos de articulación de unidad, ya que el gobierno nacional ha dejado en claro que no dispone ni tiene voluntad para solucionar las problemáticas y cumplir las exigencias que todos los sectores sociales y populares han presentado, que sigue en la idea de dilatar hasta el último momento todo escenario de interlocución con el movimiento social y popular.

Una problemática con la que tenemos que convivir las comunidades, es la excesiva militarización de nuestros territorios. En las zonas rurales, el gobierno pretende proteger los intereses económicos de las multinacionales y afianzar la confianza inversionista dejando en el total abandono la inversión social. Por otro lado en la ciudad particularmente, Medellín, se evidencia el aumento de pie de fuerza policial en los barrios suponiendo que la seguridad solucionara los problemas de la ciudad.

Esta Pre-cumbre departamental ha permitido al movimiento social y popular tanto urbano como rural, unirnos, aclarar nuestras aspiraciones políticas y necesidades a corto, mediano y largo plazo. Las diferentes expresiones aquí reunidas reclamamos un nuevo modelo de relacionamiento entre el campo y la ciudad que nos ponga en igualdad de condiciones y posibilidades; somos conscientes, más que en cualquier otro momento de la historia reciente de la necesidad de coordinación entre urbanidad y ruralidad. Nuestra prioridad es acabar con todos los modelos de despojo que nos afectan y ahondar esfuerzos en enriquecer las potencialidades de nuestros pueblos hacia la construcción de una vida digna. De la misma manera, buscamos apremiantemente que nuestros territorios sean respetados. Los consejos de desarrollo rural no los legitimamos como espacio de participación pero sí concebimos que las Mesas Comunales por la Vida Digna son el mecanismo que tenemos las comunidades para la participación y la veeduría ciudadana en nuestros territorios.

Tampoco olvidamos la importancia de la unidad para alcanzar las reivindicaciones que hoy son necesarias para aportar a la construcción de un país en paz con justicia social. Nos es prohibido olvidar todas aquellas problemáticas comunes que agobian tanto al campo como a la ciudad, problemáticas que carcomen cada vez más la estructura social de un país que necesita de soluciones concretas en materia tanto rural como urbana. Es de reconocer también, que en el último tiempo se ha venido mostrando una separación en la comprensión de los procesos regionales comparados con los emprendidos en el panorama urbano, pero también tenemos una clara convicción, debemos dar pasos agigantados en comenzar a articular las organizaciones que se desenvuelven en cualquiera de estos ámbitos. El desplazamiento rural-urbano, históricamente lo vemos como un despojo a causa de un conflicto para-estatal y los problemas que históricamente se han desarrollado en los territorios. Por ello, es que la economía y las costumbres campesinas cada vez se desvanecen en mayor medida debido a que los grandes megaproyectos, como el minero- energético encuentran vía libre gracias a la política de confianza inversionista emprendida por el establecimiento. Nosotras las organizaciones campesinas, étnicas y populares participantes a esta precumbre rechazamos rotundamente la locomotora Minero-Energética del gobierno de Juan Manuel Santos, y queremos fuera de nuestro territorio colombiano las multinacionales.

Esto se puede evidenciar también en el ámbito urbano con las transformaciones en el POT (Plan de Ordenamiento Territorial). Proyectos que han conllevado a cambiar las nociones de vocación de ciudad y campo. Vemos por ejemplo, como en Medellín, basados en una ciudad vitrina solo muestra la innovación y el cemento pero esconde la inseguridad, la informalidad y problemáticas primarias como los desconectados de los servicios públicos domiciliarios y el desplazamiento intraurbano. Y donde las estructuras paramilitares se han vuelto a reconfigurar aún más en la ciudad; en las regiones siguen generando zozobra, desplazamientos forzados, la amenaza de líderes comunitarios y asesinatos. Expresamos nuestro rechazo a estos hechos y exigimos al gobierno central y las autoridades competentes que se esclarezcan, teniendo en cuenta que en varias oportunidades se ha demostrado que la fuerza pública es cómplice. Del mismo modo que se den garantías reales al ejercicio democrático de todos los procesos de movilización campesina, étnica y popular.

Desde este espacio de unidad como lo es la Pre cumbre departamental manifestamos que la expresión más legitima de soberanía nacional y de autonomía en nuestros territorios la construimos en la medida en que se nos garantice la permanencia en nuestra tierra y en nuestro territorio, dando prioridad al respeto de nuestra cultura. Reivindicamos la creación de Zonas de Reserva Campesina, los resguardos indígenas y los territorios colectivos. Exigimos se cumplan y ejecuten los planes de desarrollo sostenible que son construidos desde nosotras las comunidades y van encaminados a garantizar condiciones de vida digna en nuestros territorios. Declaramos el apoyo a la iniciativa de otros sectores sociales y populares de una nueva Asamblea Nacional Constituyente que esté constituida desde las bases organizativas, sociales y populares, junto a nosotros como el PODER POPULAR, en sí el poder constituyente.

En la búsqueda de caminar juntos y construir el país que sea del tamaño de nuestros sueños, nosotros los pueblos indígenas, afrocolombianos, campesinos, pescadores, pequeños mineros, sectores urbanos y populares manifestamos que los objetivos que se tracen de movilización en la CUMBRE NACIONAL AGRARIA: CAMPESINA, ÉTNICA Y POPULAR en la Ciudad de Bogotá los asumiremos con toda la responsabilidad y unidad de nuestros procesos organizativos como departamento. Nuestra bandera es la unidad, las organizaciones tanto rurales como urbanas no descansaremos ni ahorraremos esfuerzos, planes de trabajo y acciones para lograr los objetivos trazados de movilización social y popular que se avecinen como organizaciones participantes a la Pre cumbre departamental.

“Para Fortalecer las propuestas del Pueblo y avanzar en la Unidad, Vamos hacia la Cumbre Nacional Agraria: Campesina, étnica y Popular”.

Participantes

  • Cultura y Libertad
  • Asamblea Constituyente Antioquia
  • Asociación Mineros de Murri ASOMUR
  • Partido Comunista Colombiano PCC
  • Corporación para la Defensa y Promoción de los DDHH REINICIAR
  • Unión Patriótica UP
  • Resguardo Dabeiba
  • Escuela de Constituyentes
  • Corporación Victimas Urabá
  • Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antioqueño CAHUCOPANA Asociación Campesina del Bajo Cauca ASOCBAC
  • Confluencia de Mujeres
  • Asociación Campesina de Ituango ASCIT
  • Mesa Interbarrial de Desconectados
  • SINTRATEXTIL
  • Resguardo Indígena Tagual la PO
  • Consejo Comunitario de Mande
  • Asociación Campesina ACASA
  • Asociación Campesina ASCOA
  • Marcha Patriótica Chocó
  • Marcha Patriótica Antioquia
  • Congreso de los Pueblos
  • SINTRAHOSPITAL
  • Juventud Comunista JUCO
  • Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra ACVC
  • Red de Mujeres Populares
  • Tejuntas
  • Deformación
  • Movilicémonos Pueblo
  • Colectivo Agrario
  • Red de Artistas Populares de Bello
  • Colectivos de Estudio en Pensamiento Latinoamericano
  • Red CEPELA
  • Mesa de Interlocución y Acuerdos Agropecuarios y Populares MIA
  • Proinfancia y Juventud Zona 13 Envigado Pantanillo
  • Oficina Estudiantil FCE
  • SINTRAINDULECHE
  • Asociacion De Mujeres Formando Futuro
  • KAVILANDO
  • CEPAFRO
  • Movimiento Ríos Vivos
  • Asociación Campesina del Norte de Antioquia ASCNA
  • Consejo Mayor Comunitario del Porce
  • Corporación Penca de Sábila
  • Junta de Acción Comunal Buenos Aires
  • Corporación CESCA
  • Fundación Social Paloma
  • Asociación de Institutores de Antioquia ADIDA
  • Organización Colombiana de Pensionados OCP
  • Identidad Estudiantil
  • Corporación Nuevo Día
  • Comité de Sobrevivientes de Urabá
  • Comité de Integración Agrominero del Nordeste Antioqueño CIANA
  • SINTRAALIMENTICIA
  • ASOPROA-Coordinador Nacional Agrario
  • CNA
  • COOELCA
  • Sindicato de Trabajadores de la Industria Metalurquica SINTRAIME FEMPA
  • COMPI
  • Cinengaños
  • Movimiento Juvenil de Castilla
  • Periferia
  • La Maloca del Sol
  • Federación de Estudiantes Universitarios FEU.