La Costa Caribe recibió a las Cumbres de Paz

La VI Cumbre Regional de Paz, desarrollada los días 15 y 16 de abril en la Costa Caribe, contó con la participación de alrededor de 400 delegados y delegadas de Sucre, Córdoba y Bolívar, y que tuvo como principal objetivo, dinamizar el Pliego Único de Exigencias de la Cumbre Agraria con las organizaciones de la región y proyectar la consolidación de la Cumbre Regional del Caribe, que contará con la articulación de los 7 departamentos que componen esta importante región.

Las delegaciones asistentes participaron entonces en 9 mesas de trabajo, entre las que se debatieron y construyeron propuestas en torno al territorio y reordenamiento territorial, pedagogía para la paz, minería y medio ambiente, garantías para la participación política del movimiento social, y por primera vez, esta cumbre contó con el desarrollo de una mesa de mujer y géneros, y otra de juventud, donde se proyectaron algunos retos para la Cumbre Agraria en materia de relevo generacional y la participación política de las mujeres en este importante escenario de unidad.

Esta Cumbre Regional de Paz, estuvo enmarcada en el día internacional de la lucha campesina, 17 de abril, por lo que indígenas, afros, estudiantes y demás asistentes, presentaron su solidaridad con el campesinado colombiano que aún no ha sido reconocido como sujeto político en la constitución colombiana y que, más que otras comunidades, es víctima del despojo de la tierra y el territorio.
Cabe recordar que durante esa misma semana, se aprobó en la Corte Consatitucional la revisión de la demanda a la Ley ZIDRES, que representa un claro retroceso en cuanto al derecho de la territorialidad campesina y el patrimonio público, ya que los baldíos de la nación estarían destinados para grandes empresarios con proyectos agroindustriales, que pondrían en detrimento la cultura campesina y la biodiversidad nacional.

Desde la Cumbre Agraria Campesina, Étnica y Popular, insistimos en que la tierra y el territorio deben ser defendidos y protegidos por quienes históricamente hemos hecho parte de él, contrario a las políticas neoliberales que ferian nuestros recursos y ponen en grave peligro de extinción a las comunidades y sus costumbres, así como especies de flora y fauna, caños, quebradas y ríos únicos en el mundo, que hoy evidencian un alto índice de envenenamiento y sequía a nivel nacional. Es por esto que invitamos a la población colombiana en general, a que se sume a esta iniciativa popular de defensa del territorio y que nos acompañe en las jornadas de movilización y gran paro nacional agrario que se avecina para este 2016