Norte de Santander: Declaración Pre-Cumbre Departamental

En la ciudad de Ocaña, el 13 de marzo de 2014, nos reunimos representantes de las organizaciones convocantes e invitadas a la construcción de este referente de unidad agraria, étnica y popular en el Departamento de Norte de Santander; durante toda la jornada, nos sentamos a construir de manera conjunta un proyecto que materialice nuestra convicción de que la unidad del pueblo colombiano es el único camino hacia la justicia y la paz.

Precisamente por esto las organizaciones que tenemos parte en este espacio, antes que todo, reiteramos una convocatoria amplia a otros sectores políticos, sociales, económicos y culturales, comprometidos en la defensa del territorio y sus habitantes; del mismo modo reiteramos nuestra llamado al pueblo Barí, a los obreros, a los sectores populares, a las víctimas y a toda la gente del común, para que en unidad hagamos frente a los intereses económicos que motivan el despojo y la violencia.

Así las cosas, mediante paneles, mesas de trabajo y plenarias de socialización; insistimos en rescatar cada uno de los elementos que nos permiten tender puentes de unidad entre nuestras propuestas de trasformación de la nación. Como producto de este esfuerzo hemos convenido la presente declaración política en donde concertamos de manera irrevocable nuestra decisión de resistir en unidad a un modelo de país basado en el despojo y la victimización.

Acordamos con acciones concretas avanzar en procesos de unidad a través de:

  1. Generar diálogo e interlocución permanente entre las organizaciones, reconociendo los roles de cada una, su identidad, formas y banderas de lucha, empeñados en el respeto por el pensamiento y las ideas del otro, reconociéndonos como sujetos políticos.
  2. Incrementar los escenarios de encuentro colectivo para la reflexión y la discusión regional, tendientes a consolidar la unidad de los procesos en torno a la defensa del territorio.
  3. Promover la solidaridad entre los procesos, frente a la estigmatización, la judicialización y el señalamiento a los líderes, o frente a cualquier tipo de hecho que vulnere el bienestar de las comunidades y sus organizaciones.
  4. Informar y educar a nuestras bases generando conciencia sobre las diversas luchas, enfocándonos en una visión de lo común que contribuya a superar el individualismo y nos permita entender la importancia de la unidad.
  5. Empeñarnos en logar una mayor integración al interior de las comunidades, rechazando conjuntamente las políticas gubernamentales enfocadas a dividirnos.
  6. Adelantar agendas conjuntas que nos permitan la articulación en la práctica.
  7. Comprometernos a respetar los consensos entre organizaciones y hacerlos realidad.

Para tal fin implementaremos mecanismos como:

  1. Conformar una mesa regional entre las organizaciones para darle manejo a los problemas que se generen entre los procesos y avanzar en la construcción de agendas conjuntas. Esta mesa debe contar con la participación de garantes a nivel nacional, para verificar y acompañar el proceso de articulación
  2. Establecer canales de comunicación directos entre las organizaciones y de éstas hacia las bases para mantenerlas informadas de los acuerdos.

Afianzados en la certeza que nuestro camino de unidad es la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular, y que desde allí construiremos las alternativas para el nuevo país con paz y justicia social, rechazamos de manera categórica el Pacto Agrario por las siguientes razones:

  1. Desconoció a la población campesina, indígena y afrodescendiente en su construcción, por tanto no tiene en cuenta sus necesidades y propuestas en torno a mantener sus modelos productivos y economías propias.
  2. No resuelve los problemas de fondo de los pueblos que habitan el campo, y se constituye en un distractor y en un engaño.
  3. Promueve la implementación de los TLC´s .
  4. Es una contrapropuesta para los sectores populares, para la población campesina, indígena y afrodescendiente.
  5. Fortalece la inversión de las Multinacionales y sus megaproyectos, está basado en el extractivismo y los agronegocios.
  6. Perjudica el campo y el campesinado.
  7. Desconoce la reforma agraria integral como una necesidad sentida de la población rural.

De igual manera, nuestras acciones unitarias estarán enfocadas a rechazar la Política de Consolidación Territorial y la megaminería, nos empeñaremos en el desarrollo de propuestas que conduzcan al desmonte de los TLC´s, de la política antidrogas, y el desmonte real del paramilitarismo, en tanto dichas políticas resultan altamente lesivas de los derechos de comunidades, pueblos y demás sectores sociales.

Firman:

  • Congreso de los Pueblos
  • Marcha Patriótica
  • Comité de Integración Social del Catatumbo
  • Asociación Campesina del Catatumbo